Compra por categoría

Acerca de Sabona

IMPORTANTE

Los brazaletes de cobre y los productos magnéticos son considerados remedios no comprobados. Los productos magnéticos no deberán ser usados a lado de un reloj. No use productos magnéticos durante el embarazo, o si Usted tiene algún ímplate eléctrico como puede ser un marcapasos. Consulte a su médico si Usted tiene alguna pregunta y continúe con su cuidado medico regular.

Historia Sabona

Sabona fabrica y comercializa cobre y magnetos finos alrededor del mundo. Establecida desde 1959, Sabona tiene oficinas en Inglaterra y en Estados Unidos, y es reconocida internacionalmente como la distribuidora premier de brazaletes de cobre y magnéticos gracias a su estrictos estándares y fina calidad.

Teoría del Cobre

A lo largo de la historia de la humanidad se han realizado diversas formas de cobre para fines médicos. Antiguos escritos egipcios, griegos, romanos, persas, hindúes y aztecas dan fe del uso de cobre para combatir los dolores causados por reuma y la artritis. Hoy en día, con el aumento de la información, el uso de remedios caseros y medicinas alternativas se hace cada vez más popular. Las publicaciones relacionadas con la salud incluyen los brazaletes de cobre como un remedio alternativo para el alivio de dolores a nivel muscular, de hueso y articulaciones causados principalmente por problemas reumáticos o artríticos en personas que presentan un déficit de cobre en su alimentación. El cobre es uno de los metales y micronutrientes más importantes que necesita nuestro cuerpo en pequeñas cantidades para su buen funcionamiento. Su déficit comporta alteraciones de la salud y en enfermedades más o menos graves. Una manera de nutrir nuestro organismo del preciado metal es por medio de su absorción directa a través de la dermis con el uso de un brazalete de cobre en continuo contacto con la superficie de nuestra piel. La erosión del cobre disuelto provocado por la acidez (pH) de la piel a través de un proceso de sudoración permite la penetración del cobre en las capas más profundas de la dermis. El cuerpo las transforma en coenzimas, sustancias responsables de las reacciones bioquímicas que garantizan su función antiinflamatoria.